• M. en C. Oscar Elizalde

LA IMPORTANCIA DE EVITAR EL PLAGIO EN LOS DOCUMENTOS DE TITULACIÓN

Actualizado: oct 2



Se considera plagio el tomar ideas de otras personas y hacerlas pasar por nuestras. Esto es aplicable en obras literarias, pero también en lo que toca a obras de arte y actividades científicas. El plagio puede ser sutil y presentar de manera tan disfrazada que solo un ojo experimentado puede detectarlo. O por otro lado, puede ser tan descarado que simplemente se copien tal cual cosas que han sido elaboradas por otros.

La acción de copiar y pegar en los documentos escritos es muy mal vista. Creo que a nadie le debería sorprender que desde los niveles elementales de nuestra formación académica, se nos prohibiera copiar y pegar, especialmente de internet. Esto es así ya es que evidencia que una persona es tan floja que recurre al camino más fácil para tener el trabajo con el menor esfuerzo posible.


Lamentablemente esta práctica daña severamente la reputación de alguien, precisamente porque denota la poca ética con la que realiza sus actividades. “Si su tesis fue toda copiada y pegada de internet, qué podemos esperar de su práctica profesional”. Debido a esto, muchas universidades son intransigentes ante el plagio. Incluso utilizan aplicaciones automatizadas para detectar los plagios derivados de internet.

Algunos de los mencionados programas son más precisos que otros. Evidentemente tienen algoritmos distintos y diversos enfoques de detección. Sin embargo, en general es fácil detectar un plagio directo de internet: basta con ir copiando y pegando algunos párrafos de un texto en el buscador para determinar si se trata de una copia textual.


Cabe mencionar que muchas veces las personas caen en plagio involuntario ya que no tienen conocimientos suficientes para hacer citas correctamente. Es decir, no manejan el formato adecuado y lo que podría ser una buena cita textual se vuelve un párrafo plagiado, esto en demérito de su trabajo.


La recomendación es informarse adecuadamente de cómo realizar las citas y referencias según el estilo que le soliciten (APA, Vancouver, Chicago, etc.) De igual manera, es buena práctica contratar a un experto que facilite la tarea y corrija aquellos puntos en los que se podría entrar en riesgo de plagio.


Desde nuestro punto de vista, es preferible conseguir un corrector de estilo que ayude, y dé sus consideraciones respecto al documento, que arriesgarse a ser acusado de plagio, aunque fuera involuntario. Obviamente, si usted está consciente de que su trabajo es copiado y pegado de forma descarada, las perspectivas positivas son pocas y tarde o temprano alguien encontrará esta evidencia. Eso podría costarle muy caro. Más vale ser precavidos y buscar ayuda con expertos para que su trabajo refleje el profesionalismo que usted desea.



CONEDUCYT. Derechos Reservados®

Correo: lamalditatesis@outlook.com

WhatsApp: 5516813677

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido total de esta página, excepto bajo el consentimiento por escrito de la Junta Directiva.

Consulte nuestro aviso de privacidad aquí

Suscríbete a nuestro sitio