top of page

Hacer la Tesis con inteligencia artificial no basta


Escritura por medio de inteligencia artificial
Uso de inteligencia artificial para escribir la tesis

Llevamos más de un año desde que el mundo explotó con herramientas de inteligencia artificial (IA). Fue el chat de Open AI el que se ha mantenido fuertísimo en la carrera, pero otras propuestas se han venido agregando, generando una amplia variedad de opciones. Asimismo, estas IAs ha tenido una evolución despotricada, tanto así que el que quiere utilizarlas, debe mantenerse suficientemente actualizado para obtener los mejores beneficios de la herramienta.

A lo largo de este tipo comenzamos a notar que las personas nos han enviado sus avances de tesis, para diagnosticarlos, con respuestas rudimentarias de generadores artificiales de texto. Eso nos lleva a pensar de inmediato que cada vez más estudiantes han buscado salidas fáciles para redactar sus investigaciones.

Al hablar de salida fácil nos referimos al hecho de copiar y pegar texto. Así de plano. Eso ya se veía mal cuando se copiaba información de otros autores, pero ahora se utilizan los generadores de texto para “avanzarle” más rápido a la tesis. El resultado es que de todos modos hay que reescribir. Ya debe ser de todos conocido que estas herramientas cometen errores; incluso, esto se declara en los sitios web donde se utilizan. Por ese motivo, no es viable presentar lo primero que responde la inteligencia como parte de la tesis, mínimo hay que darle una leída.

En este punto hay todo tipo de estudiantes, desde los que copian el saludo del chat (u otras frases propias de la interacción con la IA), hasta los que sí revisan y adaptan el texto un poco. El punto es que no basta aventarle las cosas al chat de inteligencia para que genere la investigación. En dado caso, estas herramientas pueden proveer ideas o texto, que debe ser analizado con el criterio metodológico, para tomar decisiones y aceptar o rechazar la información.

Como se entiende, se requiere que los alumnos sepan de metodología de la investigación. De eso no hay escapatoria. Claramente se puede acelerar el proceso y tener productos más pulidos, pero la experiencia o el conocimiento se notan en cualquier documento.

Por eso es que un asesor no debería estar en contra del uso de IA para la redacción, así como ya no es prohibido usar Microsoft Word para escribir (recuérdese que antes era pura máquina de escribir). Lo que sí se debe aclarar es que se empleen las herramientas con los mismos criterios metodológicos de toda la vida. Así, uno puede tener mayor seguridad al momento de generar texto y utilizarlo en la investigación. Porque también es cierto que las inteligencias artificiales son inevitables (como Thanos). No podemos hacernos tontos, debemos mantener el paso del avance tecnológico para seguir vigentes en el mundo académico y profesional.

En ese sentido, esperamos compartir próximamente con ustedes información relevante para utilizar los chats de inteligencia con provecho (y sin caer en un plagio que podría ser detectado por algún software). En ese sentido, los chats no solo sirven para escribir ensayos (aunque sean escuetos y rudimentarios), también pueden acelerar el proceso de investigación de antecedentes, el procesamiento de datos, la generación de instrumentos de recolección de datos, etc. Todas estas son cosas que necesitan de conocimiento metodológico y experiencia utilizando cada IA.

La finalidad última es que, al escribir la tesis, ustedes adquieran experiencia investigando y generando reportes competentes a su nivel académico. La inteligencia artificial puede ayudarles en eso, por lo tanto, será una aliada en el proceso y sus ventajas deben explotarse al máximo.

 



129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page