• Guillermo Elizalde

Fundamentos para redactar tu bitácora de laboratorio


¿Deseas convertirte en un verdadero científico? Entonces has saber que tu trabajo de investigación debe contar con la característica de reproducibilidad o de repetición. Es decir, cualquiera debe ser capaz de seguir tu receta para obtener los mismos resultados que tú. El prime paso para lograr esto es contar con instrumento en el que redactes todo lo acontecido en las sesiones experimentales: la bitácora.

A continuación te compartimos una serie de fundamentos que debes considerar para estructurar y escribir tu bitácora de laboratorio.

1.- El porqué de la bitácora

Se trata de un documento en el cual se redacta todo lo acontecido, en orden cronológico, dentro del desarrollo de la actividad de laboratorio. Tu sabes que por lo regular las personas contamos con memoria muy superficial que no nos permite registrar todos los acontecimientos vividos en un determinado lapso de tiempo. Es por tal motivo necesario hacer un registro. Pero, ¿por qué no simplemente grabo en audio o video lo que pasa en el laboratorio? Pues porque necesitamos contar con una guía de fácil acceso para hacer eficiente el proceso de investigación. Cuando registramos todo de forma audiovisual, hará falta una buena cantidad de tiempo para revisar esta información y terminar redactando lo que necesitamos.

2.- Elige dónde escribir

La bitácora es para andar trayéndola de un lado para otro en el laboratorio. En ese sentido se recomienda que el cuaderno donde la redactas:

  1. Sea de una pasta dura

  2. Cuente con hojas foliadas que no se puedan desprender fácilmente

  3. Tenga hojas resistentes a la exposición de humedad, disolventes, y otros elementos abrasivos.

Existen investigadores que incluso ponen a prueba diversas opciones de cuaderno para corroborar que efectivamente aguantará las condiciones de su laboratorio. Recomiendo que hagas lo mismo o preguntes con tu asesor si hay algún consenso al respecto.

3.- Elige con qué escribir

Volvemos a insistir en que no es trivial el que se redacte con cualquier cosa que se te ocurra. Contamos con dos opciones: un lápiz o una pluma. Cada posibilidad tiene sus ventajas y desventajas:

El lápiz no se borra ante la acción accidental de algún disolvente o sustancia, cosa que sí sucede con las tinta. ¿Te imaginas perder los datos de una jornada porque le cayó acetona a la hoja?

Sin embargo, el lápiz se puede borrar fácilmente con una goma. Esto ya no sería accidental sino que tú caerías en la tentación de borrar algo que no te guste. Si reflexionas al respecto verás que al hacer esto estás introduciendo un factor de alteración de la experiencia y cada vez más te acercas a una zona más subjetiva. Al respecto he visto que en muchos laboratorios se prohíbe definitivamente el uso del lápiz por las consecuencias graves que podrías traer.

4.- No redactes para ti, escríbelo para los demás

Ahora que ya tienes los elementos físicos de tu bitácora viene el momento de incorporar los psicológicos. Mi más grande recomendación sería: redacta tal y como lo harías para que otros lo entiendan. No hay de otra. Una bitácora científica no es “mi diario de amor” o un poemario con metáforas y códigos secretos (excepto que seas un egoísta que necesita guardar celosamente tus descubrimientos). Casi por seguro que cuando empieces tu trayectoria como estudiante nadie tus superiores te permitirá “cifrar” tus notas. Aquí estamos obedeciendo a la renombrada ética del científico con la cual se busca generar el conocimiento y repartirlo sin reparo con los demás.

Este punto necesita más explicación así que voy a enumerar elementos a considerar aquí mismo:

  1. Claridad. Las notas deben redactarse con oraciones breves y precisas

  2. Estilo impersonal. Escribe en tercera persona, nuca “Pesé 5 g de X”, sino “Se pesaron 5 g de X”

  3. Evitar neologismos. Ante términos altamente especializados o que solo pocas personas conocen se ha de hacer una aclaración que permita al lector externo definir y entenderlo.

5.- Cuida el diseño metodológico

En la bitácora redactarás detalladamente el procedimiento que has seguido para realizar tu experimento. Eventualmente esto será lo que tendrás que escribir nuevamente en tu reporte de investigación o en su caso, la tesis.

Toma nota para registrar:

  1. Materiales y sustancias: Indica el código del frasco de tu reactivo. Esto será importante para hacer alguna aclaración sobre el lote de procedencia. Incluir igualmente las condiciones ambientales (temperatura y presión)

  2. Equipo y/o instrumentos. Declarar condiciones relevantes como la marca, modelo y la precisión, exactitud o incertidumbre en cada caso.

  3. Cálculos, fórmulas y operaciones. Cualquier operación deberá ser incluida directamente en la bitácora. No es nada recomendable que se haga “en hojas aparte” y luego se ponga en nuestro documento.

  4. Resultados organizados. Si hemos obtenido una tabla con resultados, será necesario incluirla en la bitácora. Lo mismo aplica para las gráficas o en su caso evidencia como fotografías.

Bono: La bitácora puede salvarte o hundirte

No nos engañemos, la vida está llena de eventos desagradables y de una u otra forma podemos estar entre la espada y la pared si un experimento sale mal y eso deriva en afectaciones a terceros. Cuando nos encontramos en el ámbito académico podría resultar no tan grave pero en el área industrial existen riesgos que pueden llegar a consecuencias legales. Nuestra bitácora puede jugar un papel importante cuando nos soliciten aclarar lo que se realizó en un determinado día en el laboratorio. Si nuestra bitácora ha sido llevada al pie de la letra y no tenemos nada que ver con determinado incidente, podemos sentirnos tranquilos de que contamos con una evidencia para defendernos. Si por el contrario mostramos un documento confuso y “cifrado” que no entiende nadie más que yo, las sospechas respecto a un evento podrían incrementarse al punto de peligrar nuestra posición en ese laboratorio y destruir nuestra credibilidad.

Ahora es tu turno, ¿Qué otras cosas recomiendas tomar en cuenta para redactar una bitácora? ¿Has vivido en carne propia las repercusiones legales que emanan de una bitácora?

#Cómoescribir #escribirbien #investigación #CursosdeRedacción #universitario #ciencia #tesis

6,923 vistas

CONEDUCYT. Derechos Reservados®

Correo: lamalditatesis@outlook.com

WhatsApp: 5516813677

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido total de esta página, excepto bajo el consentimiento por escrito de la Junta Directiva.

Consulte nuestro aviso de privacidad aquí

Suscríbete a nuestro sitio